viernes, 12 de agosto de 2016

La boda de mi mejor amigo



Tengo una amiga que es modelo. No una top model de esas que ganan sotopocientosmil euros por foto, pero la chica hace sus pinitos y, si veis la tele, que sepáis que igual la habéis visto porque de vez en cuando sale en algún anuncio. 

¿Verdad que es guapa la súper modelo Conchi Monge?

Como sea, el caso es que esos anuncios NO se hacen en España, claro, porque por razones que seguramente atiendan totalmente a la globalización, así que viaja mucho por trabajo. Y nada de Cuenca, Albacete y Las Pedroñeras, ojo: México, Tailandia, Mordor... esos sitios.

El caso es que, con toda mi buena intención, de vez en cuando la mando paquetes con cositas. El primero se lo mandé porque pensé que se sentiría muy sola en ese mundo tan duro y competitivo lejos de casa. El resto porque, a pesar de que veo que se lo pasa teta y se divierte en general más que el resto de los mortales mientras ve mucho mundo, porque creo que aún así le hará ilusión. 

Hace un mes o así mi amiga me enseñó una web (Packlink) que es como las páginas esas de comparar viajes o seguros para ver cuál es más barato, pero para envíos, y me aconsejó usarlo porque dijo que seguramente me saldría mejor. Y la hice caso, que para eso soy un tipo muy bien mandado.

Lo que pasa es que también hice lo que mejor se me da hacer en esta vida: dejar las cosas para el último momento, y en lugar de enviárselo hace un mes cuando debería (y quería), lo hice la semana pasada. 

-Oye, Conchi. Que estés pendiente, que te he enviado otro paquete.
-¿Cuándo?
-Ahora mismo.
-¿Te das cuenta de que este sábado se casa mi hermano?
-Claro, ya me he comprado la corbata para estrenar.
-La boda de mi hermano, insisto. ¿No se te ha pasado por la cabeza que es muy posible de que yo misma vaya a la boda de mi hermano?
-...
-¿Te ha dado ya el ictus que te mereces?

Total, que nos lo hemos pasado muy bien en la boda, la comida muy rica, mi corbata muy fardona. Y el paquete por la china, supongo. De turisteo, joder, como el gnomo de Amelie.

¿Eres tan desastre como yo? ¿También dejas las cosas para el último momento? ¿Eres un despiste con patas? ¡Cuuéntame alguna anécdota parecida si la tienes!

Más: anteriormente en La fabulosa gallina de goma, La torre inclinada de Pizza

miércoles, 3 de agosto de 2016

Superman ya no mola un carajo




Admitámoslo: las dos nuevas pelis de Superman que se han hecho no molan un carajo. Pueden ser la leche de imponentes, pero no son películas divertidas y te hacen echar de menos el toque ligero y divertido que Marvel sí que ha dado a sus títulos. ¿Qué te ha pasado Superman? Tú antes molabas. Vídeo sexy introductorio:


Y es que si Henry Cavill ha sabido interpretar a un Superman temible, ha fallado de pleno con su alter ego, Clark Kent. Donde deberíamos ver a un periodista torpe, apocado y pisoteado, tenemos a un hombretón intimidante que no da pena en absoluto. Puede que Christopher Reeve no estuviera tan cachas, pero en este aspecto le daba un buen repaso al nuevo hombre de acero.

Si Christopher Reeve levantara la cabeza...

¿Y qué ha pasado con el héroe al que todos querían? Es preocupante la enorme escasez de las típicas escenas con las que nos enseñaban el lado más humano de Superman salvando a un autobús llenito de niños a punto de caerse a un mar repleto de tiburones y Tyranosaurus-Rex entre el regocijo general y los aplausos de los seres humanos que -estaremos de acuerdo en esto- tenemos la mala costumbre de no querer morirnos y de agradecer que alguien nos salve la vida. Aunque sea un alien venido a más. 

¿Y qué me decís de toda la parafernalia jesucrística? Que no estoy en contra de las religiones ni nada de eso, joder, pero vincular a Superman con el perpetuo mesías me ha parecido una sobrada de las gordas. ¿Que no te diste cuenta? Pues tiene 33 años, varias veces adopta la postura de la crucifixión y las palabras de aliento de su padre son (literalmente): 'Puedes salvarlos a todos'. ¿Quién pagaba el sueldo de los guionistas?

Ya cansas con la pose, pesado

Pero no es solo eso, mis queridísimos lectores: a menudo se dice que no se le da el suficiente reconocimiento que se merece a las bandas sonoras de las pelis, y aquí tenemos el claro ejemplo. ¿Alguien NO recuerda la antigua tonadilla de Superman? ¿Superman chorizo con pan? ¿Hay algún lector en la sala que sepa a que suenan las nuevas pelis del Hombre de Acero? Ya, lo suponía.

El problema, el verdadero problema con el que se han encontrado estas pelis, es que hemos ido al cine a ver al Superman de los cómics de los 70-80, que es el carismático marciano al que la mayoría conocemos de las famosas pelis del bueno de Christopher, y nos hemos encontrado con el carácter trágico del Hombre de Acero de los cómics de los últimos años y un cambio de enfoque dirigido al nuevo público. 

¿Malo? Quizá. Pero que nadie se piense que esto se lo han inventado un grupo de monos con máquinas de escribir guionistas sin talento, simplemente han adaptado a la gran pantalla la nueva historia de Superman. Porque para los que no lo sepáis, a las editoriales de cómics les encanta rehacer una y otra vez los orígenes de los personajes y darles cada vez una vuelta de tuerca más. Y después de 30 años esto es lo que hay y probablemente sea lo que el público infantil que lee cómics quiera.

Superlópez y Luisa llegan a casarse en un tebeo a pesar de su odio por la 'supermedianía'

Una cosa sí que quiero añadir: ¿sabéis eso que se ha dicho sobre que este Superman es exageradamente fuerte y no resulta creíble? Pues lo siento, pero en los cómics es así y más. ¿Y eso de que el personaje es muy plano y poco desarrollado? Ya pues, por lo que yo he leído, los tebeos de Superlópez desarrollan más el carácter y la personalidad de su prota que los del Hombre de Acero. En serio. 

Así que no nos frustremos, que el verdadero problema es que hay que cambiar el chip: si se quieren disfrutar las nuevas pelis que están por venir de Superman hay que olvidarse del bueno de Christopher Reeve porque su Hombre de Acero ha muerto. Está obsoleto. ¿Y yo? Yo ni de coña. Si yo soy un cascarrabias que a veces parece que tengo 30 años más, joder, así que obviamente me quedo con el viejo. Este Superman no es para mí, es para los niños y adolescentes de ahora.

Gracias por tu apoyo, Holden

¿Y tú? ¿Te gusta el nuevo enfoque que le han dado a Superman o eres de los nostálgicos cebolleta como yo? ¿Has leído algún cómic del Hombre de Acero? ¿Alguien se ha fijado en el regalazo que os he metido en el link de Superlópez? ¡Pronúnciate, oh Tarambana, eminencia de los cómics en la blogosfera!

Más: anteriormente en La fabulosa gallina de goma, Escorts en el mundo del cómic

miércoles, 27 de julio de 2016

La torre inclinada de pizza



A principios de este año comencé uno de mis más ambiciosos proyectos: la torre inclinada de pizza. Si, como lo leéis: una torre que llegó a alcanzar la considerable altura de 12 cajas de pizza. Teniendo en cuenta que vivo solo y que la construcción duró tan solo un par de semanas, podemos decir que sin duda me esforcé bastante.

En mi defensa debo decir que a mí las situaciones de estrés desde siempre me han dado unas ganas locas de comer porquerías, y la verdad es que la época lo requería. Me di cuenta de que quizá estaba abusando demasiado de las pizzas cuando me miré en un espejo y no vi a un zorro, si no a un hámster con los mofletes llenos de pipas. 

En aquella época, un amigo, ese AMIGO en mayúsculas, se preocupaba bastante por mí:

-Holden, tío, tienes que salir de casa. ¿No te gustaría salir por ahí a conocer mujeres?
-Odio a las mujeres.
-No te lo crees ni tú.
-Os odio a las mujeres y a ti.
-Vamos, te voy a sacar a por cerveza.
-¿Puedo ir en pijama?
-...
-No sin mi pijama.

Prefiero la comida a las personas

 Lo cierto es que tras una relación bastante duradera admito que tenía muy pocas ganas de relacionarme con el sexo femenino, aunque tampoco con el masculino ya que nos ponemos. Pero pasada la barrera de esos primeros meses más durillos iba quedando claro que poco a poco volvía a tener ganas satisfacer mis deseos más primitivos y carnales.

Como era obvio, no se hizo esperar demasiado que alguien tratara de meterme en el sórdido mundillo de las apps para ligar que parecen dominar los móviles hoy en día -no finjáis que no sabéis de lo que hablo, que os estoy viendo- y ese infeliz intento me dio la oportunidad de usar una de mis expresiones preferidas:

-Oye Holden, ¿y si te instalas del Badoo o una de esas apps?

-Y una p**** como u** c**** del***.- Esta expresión es tan rotunda y contundente que tengo que censurarla, claro, no sea que luego alguien vaya por ahí repitiéndola y sus padres le echen de casa, le deje su novia, su jefe le degrade y su perro le retire la palabra por mi culpa. Entrad en el link bajo vuestra propia responsabilidad.

Entonces mi amigo, ese AMIGO en mayúsculas, tuvo una feliz idea. Encontró trasteando por la red unas quedadas para intercambiar idiomas. Si, sé que suena raro, pero en cuanto me lo comentó me dieron muchas ganas de ir y ver qué tal. Yo creo que era esa emoción por las primeras veces la que me embriagaba y me hacía desear ir a ver qué tal. 

La cosa -por explicarlo brevemente- consiste en una quedada en algún sitio en el que se reúnen turistas de paso y aborígenes propios de la península ibérica para hablar en inglés y conocerse entre juegos bastante divertidos y ese maravilloso lubricante social que son las ganas de pasarlo bien. En nuestro caso decidimos acudir a un encuentro para hablar inglés organizado por Callanschool, por si le he picado la curiosidad a alguien.

Creo que puedo garantizar al 90% que muchos turistas acuden con la premisa de 'lo que ocurra en España se queda en España', y que el 90% de los aborígenes acudimos con la idea de que 'a ver si vienen guiris con ganas de soltarse la melena'. Sea como sea, el caso es que me lo pasé bien y conocí a gente la mar de interesante.

-Holden, ¿qué te pasa que solo hablas con esas chinas?
-Que se llaman Eva y María.
-¿Y?
-2 chinas. Juntas. En España. Que no hablan castellano. Y que dicen que se llaman Eva y María.
-¿Y?
-Que a mí me habrá dejado la novia, pero que tú te acabas de caer de un guindo. From a cherry tree, ¿te enteras?

¡Eva y María! ¡Chinas! ¡Que no hablan en cristiano!

En lo que va de año he ido a 3 de esos 'Languaje exchange', por si alguien quiere saberlo, y creo que voy a seguir yendo. Nunca -en mis veintitantos añitos de vida- había encontrado unos eventos en los que fuera tan fácil conocer a gente, al menos para hablar. Os lo digo en serio, a poco que os apetezca conocer gente, estos intercambios son de lo mejor que hay. 

Más: anteriormente en La fabulosa gallina de gomaPeleas en los bares

miércoles, 20 de julio de 2016

La primera vez que...

Hace como unos 4 milenios, es decir en navidades de  este año, gané un libro en un sorteillo de esos del caralibro. La cosa está así: me trataron muy bien, todos súper simpáticos y yo, tan agradecido, quedé con ellos (en realidad con ella) en que cuando lo leyera lo reseñaría en mi blog. Y eso es lo que estáis leyendo en este mismo instante.

La primera vez que... se ve un pezón en mi blog. Creo.

¡Pero ojo! Que no es un libro cualquiera, no. Es un libro sobre… ¡SEXO! Ala, lo que ha dicho, que guarro es este Holden, mira que cosas se lee, arderá en el infierno. Joder, como llama la atención esa palabreja así en mayúsculas, ¿no?

Un libro sobre las primeras veces que todos hemos vivido


¿Recuerdas la primera vez que tuviste un orgasmo? ¿O la primera vez que entraste en un sex shop? ‘La primera vez que…’ es una entretenida recopilación de historias cortas que, utilizando el sexo como elemento común, me han ayudado a recordar el nerviosismo, las risas y lo divertido de aquellas primeras experiencias.

Narradas desde un punto de vista ameno y divertido, todas las anécdotas de los protagonistas han conseguido en mayor o menor medida hacerme evocar esos recuerdos que –admitámoslo- todos guardamos dentro y es posible que no olvidemos nunca. Sin duda ha sido una lectura de lo más refrescante para el tórrido verano que estamos viviendo en Madrid.

Y es que hay que admitir que con el paso de los años, uno descubre que a menudo las primeras veces solo tienen una cosa de mala: que no se vuelven a repetir. Pero oye, si te animas a leer este libro al menos las puedes refrescar en una tarde de agradable y provocativa lectura.

Un libro escrito por bloggers


Una de las cosas que más llama la atención es que los autores son bloggers que quizá incluso conozcáis. Mismamente Mary Asexora, de quién quizá hayáis leído algún que otro comentario por aquí, es autora de una de las historias de ‘La primera vez que…’, y que los escritores sean de los nuestros (porque somos una mafia, y de las peligrosas) es sin duda un punto a su favor.

Porque si algo tenemos los habitantes de la blogosfera es que siempre intentamos dar un punto de vista entretenido y con el que quizá puedas sacarte una carcajada, y ese estilo tan inconfundible que tenemos se deja ver a lo largo de los relatos.

La editora, autora, instigadora, hostigadora y encargada de idear y realizar el proyecto es Gwen, a la que conozco de su blog (erótico-festivo) ‘Mamá, no leas’  y es quien más se ha esforzado por traernos este entretenido título que os animo a todos a leer. Yo por lo menos os aseguro que me he divertido bastante, y además he conocido unos cuantos blogs interesantes, lo que suma puntos a su favor.

¿Te he convencido? ¡Pues descárgatelo gratis (o ráscate el bolsillo) AQUÍ!



Y tú, querido lector, ¿has leído alguna vez algún libro erótico que NO sea ese que todos sabemos que empieza con el número 50? ¿Eres un consumidor compulsivo de literatura erótica? Vamos, ¡no seas tímido!

Más: Anteriormente en La fabulosa gallina de goma, Escorts en el mundo del cómic