domingo, 17 de mayo de 2015

La foto

¿Cómo que alguien se ha bebido mi última cerveza?
Siempre he dicho que el estado debería pagarme simplemente por estar vivo. En serio, creo que me lo merezco 'per se'. No hay más que verme: disfruto tanto de mi vida y me gusto tantísimo a mí mismo, que resulto envidiable a la par que un ejemplo a seguir. Y es una pena que siendo una persona dedicada a exprimir cada minuto de su vida tenga que malgastar el escaso tiempo que me proporciona mi envoltorio terrenal en tener que ir a trabajar.

Deberían darme una manutención, o algo. En mi cabeza lo veo como lo contrario a una pensión de minusvalía: un premio por existir. Suena bien, ¿no? El caso es que a falta de escribir al presidente del Gobierno y plantearle el asunto, tengo que madrugar como todo hijo de vecino, y claro, alguien como yo ni siquiera tiene la capacidad de permitir que algo tan mundano como ganarse un salario se convierta en un obstáculo a la hora de disfrutar de la vida.

Pues bien, por aquello de poder disfrutar de mi tiempo libre al máximo procuro aprovechar esos ratillos ociosos que todos tenemos en el curro para hacer las tareas pendientes que de otro modo tendría que hacer al terminar de trabajar. Y por aquello de que tengo más rostro que espalda procuro alargar esos ratillos ociosos bastante más de lo necesario, pero ese es otro asunto.

Una de esas cosas que hago en el trabajo es cortarme el pelo: todos habéis visto a la Teniente O'Neill (y otros muchos ejemplos) rapándose la cabeza a sí misma como muestra de su fortaleza e independencia. Yo también lo hago, pero por ahorrarme unos euros en la peluquería. Cada cual tiene sus motivos. Naturalmente, me corto el pelo y disfruto de ello. Ya os lo he dicho: es algo inherente en mi.

Y es que, no me limito a pasarme la maquinilla, no. Lo que yo hago roza lo artístico: crestas, letras, estrellas y demás chorradas que se os ocurran son dibujadas con esmero en el lienzo que supone mi cabeza con pelo mientras me rapo. Y hago fotos, claro: así disfruto yo y disfrutan otros. Al terminar mi obra (y tras fotografiarla como Diox manda) me rapo al 0, que es mi estado natural. 

Total, que el otro día me hice el peinado que podéis admirar ver en la imagen que encabeza el post. Sabéis que soy contrario a poner fotos mías en ninguna parte (de hecho, esta es la primera que cuelgo en 8 años de blog) sin embargo esta foto se ha convertido en LA FOTO. En mayúsculas, así de importante es.

Retrocedamos unos párrafos para llamar la atención sobre una detalle sin importancia: en el trabajo, durante el horario laboral mis compañeros ven que entro al baño y salgo con la cabeza recién rapada. Al principio nadie comentaba nada, pero claro al final alguien tuvo que señalarme con discreción que no recordaba que llevase el pelo tan corto esa mañana al empezar a trabajar. Rápidamente y sin dilación tuve que confirmarle que en efecto, cuando entré a trabajar tenía el pelo más largo, no fuese el pobre a ir al psicólogo o al oculista por mi culpa. 

Es lo que tiene ser el raro de la empresa: nadie me dice nada. Campo por allí a mis anchas haciendo y deshaciendo lo que me da la gana y saliéndome con la mía siempre. Como quizá hayáis podido suponer, algún imbécil compañero de trabajo se pudo haber molestado al ver que aparente a mi me pagan por trabajar menos que él y dedicarme a cortar el pelo mientras me están pagando por trabajar. 

Esto fue atajado rápidamente por un "el jefe lo sabe y dice que no le importa mientras deje el baño limpio al terminar", cosa que hago. Lo que no era tan cierto (en aquel momento) es que el jefe lo supiera, pero nadie se molestó en ir a chivarse. Una de las cosas buenas que tiene ser el raro de la empresa es que no sabes si sólo se dedica a cortarse el pelo en el baño, o si también se dedica a afilar cuchillos cuando nadie le mira.

Volvemos a la historia. Total, que salgo del baño con la cabeza rapada (unos 20 minutos, lavado de cabeza posterior incluido) y le enseño la foto a un amigo del curro mientras le digo que 2 minutos antes estaba así. Enorme es mi sorpresa cuando empieza a explicarme todo exaltado lo bien que me queda, lo mucho que le mola y que por favor la próxima vez me lo deje así. Lloró, me besó y me mordió de alegría: creí que se corría.

Me pongo la foto de perfil de guasap. 1 hora después cinco personas con las que no me hablo mucho han iniciado conversación conmigo para decirme lo mucho que les mola mi nuevo look. Stalkers, stalkers del guasap everywhere. La foto es subida a Facebook volviéndose viral. 20 likes en unos minutos. Beckham me agrega al caralibro y me pide que le haga ese corte de pelo. Calvin Klein me ofrece millones por convertirme en su nuevo modelo de ropa interior. Mariano Rajoy me suplica a la desesperada que me convierta en la nueva imagen de su partido para la semana que viene. Prada me ofrece un desfile de modelos en Milán conmigo como cabeza de pasarela. 

Puede que algunas cosas no sean del todo precisas (en el sentido literal de la palabra) ni del todo ciertas (según los más extremistas filólogos) pero sí que es verdad que la foto causó revuelo entre mis amigos y familiares. Total, que me he comprometido a dejármelo así la próxima vez que me corte el pelo. Ya veremos qué opinan mis compañeros del trabajo cuando me van salir así del baño la semana que viene, pero lo que realmente me importa es: ¿qué os parece a vosotros? 

Por si os lo estáis preguntando: mi jefe ya sabe que me corto el pelo en el curro y no le importa. Un día entró en el baño y me encontró sin camiseta y con la cabeza al medio rapar, estaba claro que eso tenía que suceder tarde o temprano. Todo lo que me dijo fue: ¿De verdad te cortas el pelo tú solito? Joder, pues tiene mérito. 

Más: anteriormente en Lafabulosagallinadegoma, Alucinaciones paranoides (7)

Más: anteriormente en Lafabulosagallinadegoma, La mafia de los mendigos - See more at: http://lafabulosagallinadegoma.blogspot.com.es/#sthash.je5no5gY.dpu

13 comentarios:

  1. Pues a mí me parece espantoso, pero en el aspecto más literal de la palabra, o sea, de espantar. Que no me molaría que se me acercase nadie con ese corte de pelo, ni aunque fuese un camarero para tomarme nota.

    Pero si tú eres feliz... :)

    ResponderEliminar
  2. La foto es muy buena.
    ¿Te la hiciste tú mismo?
    Lo de cortarte el pelo en el curro no tiene nombre.

    ResponderEliminar
  3. He de admitir que resulta un tanto agresivo, Doctora. Pero el caso es que a mí me mola bastante y además no pienso trabajar de cara al público en los próximos años. Y para cuando empiece a hacerlo, seguramente ya estaré calvo y tendré que dejarme de tonterías XD

    Si Pseudo, en realidad estoy haciendo como que grito, tenía el móvil en la mano. Pues no creas, mola bastante llegar a casa con el pelo ya corto. Como apunte a esta historia: le he rapado la cabeza a algún compañero por petición expresa, y por si lo dudas los baños son NO son mixtos XD

    ResponderEliminar
  4. Pues eso, que cualquier día se hace este peinado Cristiano Ronaldo y al día siguiente vemos a todos los quinceañeros con la misma pinta. (Lo que ya sería la risión es que Cristiano Ronaldo también se cortara el pelo en el trabajo, por ejemplo en un momentín cuando hay que hacer un saque de banda o algo) :D

    ResponderEliminar
  5. No he podido evitar reírme XD

    Pero oye, como se ponga de moda algún día Doctora no va a poder salir de su casa, todo el día espantada. ^o^

    ResponderEliminar
  6. Mira que te imaginaba con el cabello más largo.
    Asi que digan te luce ?? ... No es mi favorito, pero tampoco te he visto al ras como para comparar.

    Quiero más bien que nos cuentes como te va llevándolo más de 3 minutos :)

    ResponderEliminar
  7. Pues dicen que me queda bien, o al menos que mola. Claro que a mi me pegan cosas extrañaa.. Pero bueno, piensa que normalmente llevo la cabeza rapada al 0.

    En alguno de los vídeos que he colgado (uno de ciervos, por ejemplo) salgo un poco mas y sin pelo, por si quieres verlo.

    Cuando me corte el pelo así y me lo deje ya os contaré que tal :)

    ResponderEliminar
  8. Pues a mi me mola, pero no para mi, sigo luchando por mantener mi flequillo de niño pop repelente de finales de los 90. De todas formas lo que piense yo no importa, lo importante es que te mole y si es así, pues genial,.. por muy espantada que este Doctora XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que has llegado hata uno de mis posts más personales Chechu :P A mí me mola, es una de las pocas virguerías que me puedo hacer con el pelo que me queda xD

      Eliminar
  9. Jajaja, me he partido de risa con eso de que te deberían pagar por existir, es muy bueno, sí que deberían pagarte pero por decir cosas así y tener la autoestima tan alta. Lo de que te cortes el pelo en el trabajo también me ha hecho mucha gracia, qué morro tienes, ¿no? Pero debes de ser muy bueno en lo que haces cuando tu jefe no te dice nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paloma, la verdad que no soy tan bueno, pero saco mucho trabajo adelante sin quejarme. Ojo, nunca más de lo debido. Y si hay algún marrón siempre me presento voluntario para hacerlo. Además, le argumenté al jefe en su momento que, ya que me obligaba a ir bien arreglado, tampoco debería enfadarse si dedicaba mis ratos muertos a cumplir con esa exigencia. Y bueno, de verdad que lo dejo todo muy limpito :D

      Me alegro mucho mucho de que te hayas divertido ^o^

      Eliminar
  10. Si tuviera dinero yo misma te pagaría por existir, pero creo que no soy hija de vecino porque solo madrugo para sellar el paro... ¡Eres un puto crack! (si me permites la expresión XD). Sobre LA FOTO mola un huevo y el peinado que llevas ahí es la releche, a mí se me acerca alguien así por la calle y me quedaría como la china de Scott Pilgrim la primera vez que oye a los Sex Bob-Omb...
    Como dices es imposible no quererte, sobre todo con estas historias espeluznantes que cuentas XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado el post, Invierno :) Te lo permito, es una expresión que uso mucho junto a 'eres un puto amo'. Pues oye, si te cruzas con un tipo así y decides no huír a lo Forrest Gump, igual puedes saludarle y todo y resulta que soy yo xD ¡Qué grande la referencia a Scott Pilgrim! :D

      Eliminar

Cada vez que te marchas sin dejar un comentario Dios mata un gatito. Piensa en ello.